Demente crónica y de mente oscura. Mecida cariñosamente por el balanceo de un sueño inacabado.



Bienvenidos.

Incluso a mí hay veces que me asusta lo mutante que puedo llegar a ser. Hipócrita, nómada, engañosa y hasta puede que un poco serpiente... pero chicos, es lo que hay. Leed si gustais, disfrutad si cabe...



jueves, 1 de noviembre de 2012

Está muy claro: mi cerebro quiere mi muerte.

Siempre sé buscarte en ese rincón engañoso de mi cerebro. Me ocurre constantemente: si te pienso demasiado siempre acabo o llorando o caliente. Imagínate un listón alto y delgado. ¿Tienes ya la imagen?... Bien, pues arriba del todo estoy yo; con mis metas, mis sueños, mis ambiciones y toda esa fidelidad que sobre todas las cosas me niego a quebrantar contra mí misma.
El caso es, que cada pequeño golpe que me das, voy descendiendo de ese listón... poquito a poco, progresivamente y sin apenas darme cuenta.
Desgastándome.
Destruyéndome.
Olvidándome.
Quemándome.
Matándome.
Corroyéndome.

Y creo que estoy casi al final de ese listón, porque hasta ahora no me había dado cuenta de lo mucho que me duele incluso mirar tu cara en una foto.
Si me tocas, ardo. Cuando hablo contigo, soy incapaz de evadir la corriente de pensamientos dolorosos que me inspira el tono de tu voz; el recuerdo de tu olor...
Mi imaginación me juega malas pasadas todas las noches... no sabes lo insoportable que es ver como los minutos pasan golpeando mi cansada espalda sin cesar. No sabes nada... y sin embargo no te apartas ni un segundo de mis entrañas. Siempre estás ahí.
Estás tanto ahí... que he empezado a no estar yo.

Y sigo planteándome... si soy consciente de toda esta morralla mental y esta cloaca infecciosa que son mis emociones ahora mismo... ¿cómo puedo ser capaz de seguir queriéndote tanto? ¿De dónde saco esta ternura infinita que quiero desparramar por todo tu cuerpo?

No es justo.... yo también quiero ser superficial y egoísta. Ojalá fuera fría y despegada. Quisiera que no me importara nadie, salvo yo.
Me gustaría ser tan como tú, para no ser yo, y no amarte así.





Aún te espero, pensando que algún día te levantarás y pensarás "ella es mejor que todas las demás..."

4 comentarios:

Munani dijo...

Asu, son estas cosas las que me hacen pensar... "mejor solito que me evito todo ese lío" Un abrazo!

bche dijo...

es lo más triste de todo, Munami, que yo no he estado con nadie y aún así he acabado así... xD

Lazaro dijo...

Bche, no levantas cabeza... El caso es que la tristeza te saca pequeños textos que son perlas... ¿Que te puedo decir, un tipo tan deprimente como yo? Lo único que se me ocurre es algún tópico, así que prefiero no decir nada al respecto. Si te sirve de consuelo, la melancolía es la mejor madre de la creatividad, aprovéchate y crea... eso es una buena válvula de escape; vomita toda la mierda, escribiendo, dibujando(que sé que te gusta).Un beso.

bche dijo...

Me mata lo adorable que eres, Lázaro... gracias :)