Demente crónica y de mente oscura. Mecida cariñosamente por el balanceo de un sueño inacabado.



Bienvenidos.

Incluso a mí hay veces que me asusta lo mutante que puedo llegar a ser. Hipócrita, nómada, engañosa y hasta puede que un poco serpiente... pero chicos, es lo que hay. Leed si gustais, disfrutad si cabe...



martes, 27 de abril de 2010

No sé que hacer con mi vida.

Al amparo de un cuarpo, uno puede esconder un espectro totalmente desorbitado y cruel. Puedes disimularlo con todo tu empeño, pero al final siempre acabas cediendo ante el cansancio de fingir algo que te supera en esfuerzo y moral. Realmente no está mal tener defectos. Y no ser consciente de ellos es algo perfectamente comprensible hasta el punto de parecer adorable, cuando con una sonrisa te hacen una pequeña burla cariñosa y te pones colorado como un tomate sin pretexto ninguno.
Hay un inexplicable abismo negro en el centro de mi pecho que ha consumido mis pensamientos y mi control; fundiendo el reloj de la pared... metiendo un escalofriante y acusador tic-tac en mi sien, que aflora cuando el silencio más profundo hace gala cada noche. De madrugada. A oscuras. Indenfensa, deseperada, y terriblemente consciente de la pregunta que se formulará antes o después de que haya enloquecido hasta la extenuación. Puede que alguna noche me vuelva paranoica y me rinda a un desasosiego propio de una dimensión de sombras, y espíritus castigados por la ciega avaricia de sus pasadas almas en vida.
Oigo crujir y resquebrajarse el aire que corta a mi paso, que choca conmigo y ya nada puede detenerme.
¿Acaso soy mala persona?
¿Tengo derecho a ser feliz?
Desearía que la retórica de una amable sonrisa desconocida me sacara de mis noches de estupor, pero sólo me oigo a mí. Mi pésimo carisma como confidente me ahoga, porque interpreto las cosas como realmente las pienso, y eso me entristece y a la vez me asusta. Todo forma parte de algo más allá de toda lógica y comprensión: estoy encerrada en mí misma sin opción a nada más.



.

.

.

8 comentarios:

nuestro baile del viernes dijo...

Aliciaaaaaaaaa! Es guachi la foto de cabecera jojo

- cuando ya no sirven las palabras dijo...

jolinnnn que bonita la foto de la cabecera, me encanta :DD

Luzya dijo...

Aliciaaaaaaa!!!
Fuí a verla y me gustó, aunque la verdad es que esperaba algo más.
Se pierde en esta peli la absurdez de el país de las maravillas

Cabezamelón dijo...

Ufff me ha encantado tu escrito. Tu misma lo has dicho al principio , el tener defectos no es malo y es bueno q a uno le acepten con ellos .
Los pequeños guiños esos son increibles, por mucho q uno diga q no , acabas cayendo en el juego hasta que uno desvia la mirada.


Alicia me parecio demasiado floja para ser de este hombre, si no me llegan a decir que el es el director .... pasaria por una mas. Las primeras fueron las mejores y los cortos aun mas

RAP DE CAFE dijo...

Autoclaustrofobia. =) o algo asi no se vocablos pero miedo a estar encerrado dentro de uno mismo... saludos.
no cabes en el cuerpo que te han prestado... se te escurren por los orificios las idea sy el amor que sobra, escurres vida por que ya no cabe en tu recipiente...

ian dijo...

Yo paso mucho tiempo encerrado en mí mismo. Y no es nada malo. Es solitario, eso sí. Y no sé si me hace feliz. Pero no sé qué reemplazaría ese adentro en caso de ser fuera.

Rebeca dijo...

Todos de alguna manera estamos solos con nosotros mismos, pero a la vez, también todos, tenemos derecho a ser felices.

Sophie dijo...

Me gusto mucho lo que escribiste! :)
Un besito