Demente crónica y de mente oscura. Mecida cariñosamente por el balanceo de un sueño inacabado.



Bienvenidos.

Incluso a mí hay veces que me asusta lo mutante que puedo llegar a ser. Hipócrita, nómada, engañosa y hasta puede que un poco serpiente... pero chicos, es lo que hay. Leed si gustais, disfrutad si cabe...



jueves, 7 de enero de 2010

Mi pequeña Alma... suspiro de mi corazón.



- Háblame ahora o nunca... no estoy aquí de adorno, ¿sabes? Vamos, Alma... lo has hecho miles de veces; te conozco.... me conozco.... tú y yo... cerebro y corazón. Partes distintas de un todo. Tu dolor es mío, y mi filosofía es tu sueño. Y ahora... te necesito.



Un interior que exige una explicación, con palabras moderadas y un tono suave. Igual sólo es psicología barata para salvarse... para salvarme. Para desatar la concentración de locura y parálisis que me atonta día a día...






- Esta bien, tú ganas... como casi siempre. ¿Quieres oír mi triste historia? No tiene una estructura determinada, no es novela Best Seller ni poema alentador. Sólo el comienzo del final de mi estabilidad... y el principio de un cuento de princesas primerizas y enamoradizas de sapos verdes fosforitos.


¿Cómo decirlo?... Me volví loca en el momento que me miró... luego coqueta, cuando ví mi oportunidad; para pasar a ser dócil cuando me mordió el labio inferior y acabar en un Ser Melancólico sin victoria ni consuelo cuando nos descubrió el crepúsculo. Y sin darme cuenta él se coló en mis sueños, se acopló en mis recuerdos y descaradamente cambió mi mirada y el brillo de mi picardía.


Yo, indiferente mujerzuela de moral firme pero de suspiro fácil, perdí en mi propio juego.


He sido doncella, guerrera, ladrona, trobadora y perspicaz prostituta. Miles de ojos me han descrito. Miles de manos me han sentenciado y miles de lenguas me han hecho cosquillas.


Pero ahora me siento como Eva... engañada por la serpiente, y desterrada de mi buena vida.


Yo, escandalosa y vigorosa muchacha de ojos verdes y sonrisas lascivas... He sido fulminada por un par de poemas y unos cuantos acordes de guitarra.


¿Amor?... ¡No! ¡Me niego!... Pero si no es él...

Conformidad no es la palabra, pero si estoy con él...


Y ahora es cuando me doy cuenta de que he estado meses sintiendo un momento vivido... y ni siquiera sé descibirlo. Y ahora es cuando he descubierto, con tu ayuda... que sólo tengo lujuria, lascivia, picardía.... y pensamientos para él.

















8 comentarios:

Margot dijo...

Sin duda Amelie es una de las mejores películas que he visto.

Gracias por pasarte, te sigo. :)

Perezoso dijo...

Guau!! Vaya texto!!

Y sí, me lo pasé muy bien, chupito por aquí, chupito por allá... de ahí la resaca que me trajeron los reyes.

Besitos!!

Neurotic dijo...

Te entiendo. Aunque suene raro.
A mi también me pasa. Nunca he dicho un te quiero del corazo´n porque tampoco me han dado oportunidad para ello..

El colegio va. Exámenes ahora. Pero no empiezo hasta el lunes que viene gracias a Dios. Asique.. A estudiaaaaaaaaar, que hay que aprovechar.


Beeeeesotes.

Favio dijo...

creo que es el mejor descubrimiento desde que el amor actual apareció en las novelas del siglo XVII..
espero se deje dominar, esta es una de esas fuerzas que mientras más intentas combatir, más te vapulea..

:)

galicia maravillas dijo...

Qué bonitoooo!! Y tú en monigote!! Me encanta:)))

A♥ dijo...

Jajajja, cierto. Mi foto es la tuya en version moderna! :)

Perezoso dijo...

Ese poeta neurótico tendrá la agenda muy apretada porque lo que es yo... jaja!

extremadamente extremo dijo...

muchas gracias por tus comentarios, así da gusto seguir mostrando mis sentimientos, me alegra que los entiendas ;)
un besote y bonito blog ;)