Demente crónica y de mente oscura. Mecida cariñosamente por el balanceo de un sueño inacabado.



Bienvenidos.

Incluso a mí hay veces que me asusta lo mutante que puedo llegar a ser. Hipócrita, nómada, engañosa y hasta puede que un poco serpiente... pero chicos, es lo que hay. Leed si gustais, disfrutad si cabe...



martes, 28 de febrero de 2012

.

Odio que me inspires con tanta intensidad...
Detesto que sólo me inspires irrealidad e incoherencia...
No soporto el cruel día a día....
De sólo imaginar que te tengo entre mis brazos.

4 comentarios:

Heinrich Heine dijo...

Cualquier inspiración es mejor que ninguna. Casi no me atrevo a comentar por miedo a meterme con mis zapatotes en un jardincito ajeno. Un saludo de al lado!

Munani dijo...

Chica tú paras inspirada ^^

Lazaro dijo...

Contradictorio... inspiración y odio... bueno tal vez no, el odio también puede inspirar y viceversa... se puede odiar lo que te inspira. Una critica nace de la inspiración que produce algo que se odia. Los críticos odian y envidian... por eso critican... ¡Joder! creo que estoy desvariando, tu poema me confunde... Besos.

RockabillyPrincess dijo...

Es increíble cómo alguien puede llegar a ser capaz de inspirarte tanto, dedicándole las palabras más hermosas que jamás puedas decir, pero también las más horribles que jamás quieras escuchar.
Me alegra que siempre seas tan intensa en todo, Bche.
Te quiero :)