Demente crónica y de mente oscura. Mecida cariñosamente por el balanceo de un sueño inacabado.



Bienvenidos.

Incluso a mí hay veces que me asusta lo mutante que puedo llegar a ser. Hipócrita, nómada, engañosa y hasta puede que un poco serpiente... pero chicos, es lo que hay. Leed si gustais, disfrutad si cabe...



sábado, 16 de octubre de 2010

Sonrisas de mármol. Miradas de mimbre.

Merman mis palabras y se angustian millones de sensaciones, dentro de un pecho demasiado pequeño para tanta incertidumbre. Cesan los fluídos versos de amor que tanto quisiera expresar... tengo demasiado miedo. Me falta sentido común y corage... cual pequeño roedor escapo de las manos de un destino marcado por el sufrimiento de un rechazo mucho mayor al de mi comprensión.

Ojos, pensamientos... miradas furtivas. Inteligencia ajena, y más rápida a la mía. Impulsos demasiados primitivos como para ocultarlos a la racionalidad humana de treceras personas...

No quiero preguntar. No quiero saber. Me da miedo.

Es cierto, he encontrado un astro fascinante en una oscuridad sin fin. Pero al parecer, no soy la única. Y me echa para atrás todo tipo de obstáculo, aunque tal cosa no exista.

Desviar la mirada, estar calladita, disimular mínimamente bien; aunque no sirva para nada.

El mundo no tiene un complot contra mí. Nadie está pendiente de mí. No soy el objetivo de ninguna masacre sentimental. Lo sé... pero aun así me da miedo.

Y puede que descubra a lo que le temo tanto, y no sea capaz de poner una solución... o lo deje pasar de largo... y me pierda en el olvido de esa posibilidad contra el millón.

Quizá vuelva a una soledad gris y monótona, en un descenso vertiginoso que ni siquiera me atreva a mirar...

No quiero repetir lo mismo una y otra vez...

3 comentarios:

Silvi:) dijo...

Una vida con miedo no debe de ser vivida... (creo que le lei por ahi..)
O alomejor tu miedo es simple cobardía, o por que no, vergüenza.
Tiempo al tiempo, todo se descubre!

¡te quiero!
paz

Marta dijo...

Bche
una cosa si es cierta, no hay complot.
Nosotras mismas somos nuestro enemigo.
A los miedos, hay que plantarles cara, si no nos ganan la partida.
Feliz finde , mi niña
petonets

Nicolás dijo...

Amé. Incertidumbre, a veces me pregunto si hay un motivo o si es simple costumbre.
Un beso!