Demente crónica y de mente oscura. Mecida cariñosamente por el balanceo de un sueño inacabado.



Bienvenidos.

Incluso a mí hay veces que me asusta lo mutante que puedo llegar a ser. Hipócrita, nómada, engañosa y hasta puede que un poco serpiente... pero chicos, es lo que hay. Leed si gustais, disfrutad si cabe...



domingo, 25 de octubre de 2009

A veces la vida te echa pimienta para picar al mundo.

Hacía tiempo que Alma abandonó su vida al fondo del armario. Se sentía frágil, débil y demasiado insegura como para volver a sacar aquellos tacones que la hacían sentirse tan mujer. Dejó de ser, de estar y de levantarse por las mañanas. En vez de eso, Alma se arrastraba de su fría cama a su gélido sofá... reptaba con pereza y desgana de la cocina al salón y del salón a la habitación rendida por la oscuridad que llegaba después de cada día.¡Ring- ring! el sonido del teléfono la espabiló de aquel sueño (sí, Alma aun soñaba... es más... sólo hacía eso: soñar.) Sobresalatada llegó al aparato y atendió la voz que esperaba chillona al otro lado.

- ¿Alma? ¡Hola! cuánto tiempo, mujer... si es que aun te consideras eso... Te invito esta tarde a tomar café en mi casa.

Al oir todo el párrafo supo enseguida de quien se trataba, y cierto entusiasmo recorrió la nuca de Alma.

- No me aptece negarme, por lo tanto podría decirse que sí tengo ganas de ir.

No podía creer sus propias palabras... pero aun así, siguió adelante y después de colgar y memorizar hora y lugar para la cita, alma empezó a pensar que se pondría aquella tarde.
- 5:00 pm, llego puntual.Y al levantar la vista del reloj vio a su amiga bajar del portal para recibirla con una gran sonrisa y agitando la mano con ímpetu.

- Arriba está mi hermana y mi sobrino, espero que no te importe.

- En absoluto.

Alma esbozó una sonrisa que pareció factible y sincera, no es que le importara las personas que ocupaban la casa de su amiga, sino que hacía tiempo que no sonreía de buena gana...

Una vez arriba saludó a la hermanísima de su amiga (manera disimulada de decir lo pija que era aquella mujer) y posó sus ojos en su hijo, sobrino de su amiga. Un muchacho que parecía unos 6 o 7 años más joven que ella... y Alma empezó a analizar de alguna forma aquella situación.

- Rondará los 19... un pipiolo homonado con tres mujeres adultas apunto de tomar un café y cotillear vidas y escenas ocurridas recientemente... aunque es un pipiolo bastante atractivo.



Las tres hablaron de sus vivencias, consejos, libros, amigas comunes y lo bien que sentaba el café al entrar la tarde... el muchacho mirada atento la escena y sonreía de vez en cuando.Fue cuando por la tercera taza de café se quedaron sin leche y azúcar y el muchacho muy amablemente se ofreció a traer más de la cocina. Alma fue con él para indicarle donde estaban las cosas.
- Menos mal que eres alto, el azúcar está en ese armario.El muchacho no se dirigió hacia el armario, sino hacia Alma.

- Te has metido en la boca del lobo, señorita.

Alma no podía dar crédito a la escena: un muchacho demasiado joven la estaba seduciendo, deslizando su mano por su cintura, dirigiéndola a la entrepierna de Alma. Ella atónita, pero para su sorpresa, excitada sólo pudo soltar un gemido ahogado y dejarse llevar. El muchacho aprovechó tal debilidad para encontrar su boca... sus labios... su lengua... y en un momento fugaz el muchacho cogió el azúcar, la leche y la dejó ahí, como si nada... fue cuando Alma empezó a asimilar lo ocurrido.

En el salón parloteaban y el muchacho se sentaba en silencio con una cara pícara y una sonrisa digna del millón de dólares. A Alma le brillaron los ojos de pura lujuria al pecatarse que el muchacho le había metido un papel con su número en el bolsillo mientras recorría con su mano la parte baja del cuerpo de Alma.

- De esta noche no pasas... pensó una lasciva Alma, y así...es como de repente pasó de ser perezosa y frágil a querer comerse el mundo,y a aquel pipiolo, mojarlo en chocolate para la merienda.









De repente tenía muchísimas ganas de escribir, no sé porque... pero en fin, ha salido esto :)

P.D: amo mi foto con el Señor Danieeé! :D

6 comentarios:

abriendoportalesdeuncalentón dijo...

Bonitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa (L)

Rebeca dijo...

La foto es buenísima, sobretodo la cara de circunstancias de Danié, je,je!

Y la historia genial, me recuerda las veces que pasamos de un estado de ánimo a otro, una pequeña cosita, detalle y conseguimos salir de la tristeza que nos carcomia como por arte de magia o al revés.

Xaj dijo...

Uno termina guardando en el armario, toda esa piel que ya no sabe guardar.

Saluditos.

yo, mi(-me)... dijo...

sexo !
me encanta ! ;)

La otra Princesa dijo...

Que lindo!

KSKBL :') quise ser INFIEL, pero nunca DESLEAL dijo...

aplausoss :)